viernes, 14 de diciembre de 2012

Sé libre



Sólo cierra los ojos ante la profunda noche, que invita a congelar el tiempo y llevarte donde no hay destinos ni reglas. Huir de la realidad que te tiene atrapado en materia, y soñar que existe un mundo donde NO todo es como Dios lo mueve, si no, como tú quieres. Simplemente pasar la puerta que divide al cuerpo del alma y quedarte fuera, donde no existen nombres, ni razas, donde no hay condiciones morales ni físicas.

Un despertar a un mundo resumido, a un libro en blanco, cuyo autor perpetuo eres y serás tú...

Cortesía: Jackson Castellanos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada